Posts etiquetados ‘estrés’

Captura

Si observamos detenidamente, el día a día de cualquier persona está lleno de múltiples situaciones, momentos y circunstancias desde que se pone en pie para comenzar sus quehaceres de la vida cotidiana hasta que llega la hora del sueño reparador… y vuelta a empezar. La “pretensión ideal” de todo individuo es buscar un estado de bienestar personal por el cual a la hora de sopesar en la balanza todo lo dispuesto en ese día a día subyugue lo positivo sobre lo negativo aun siendo el peso de lo dañino y perjudicial en muchas ocasiones mayor, pero pese a  ello siempre optimar y alcanzar ese estado de dicha que nos eleva el ánimo y nos empuja a conseguir ese ansiado bienestar.

La realidad es otra y un poco alejado de ese nimbo de emociones y sentimientos bienhechores se encuentran un alto porcentaje de la población actual.

Según el concepto de estrés es entendido como “un proceso natural que responde a nuestra necesidad de adaptarnos al entorno, en constante cambio”. Se puede decir que el estrés en proporciones tolerables es positivo como método de supervivencia del ser humano y por tanto como oportunidad para la consecución de ciertos objetivos y retos personales. El problema reside en el momento que se adopta el estrés como un modo de vida y es cuando la persona tiende a avasallarse y sugestionarse de tal forma que puede llegar a perder los estribos y adopta ciertos patrones de conducta, perniciosos tanto para sí mismo como para el resto de personas que se ven afectadas por tales comportamientos inadecuados. Esa envoltura tan fina en la que todo está a flor de piel empieza a tomar un giro peligroso que puede desembocar en traumasconflictos y trastornos mentales tales como depresiónansiedad que si no son tratados a la larga pueden generar graves problemas de salud.

ciprision

 Hay que tener en cuenta que el estrés no afecta a todas las personas de la misma manera y los factores causantes del estrés pueden distinguirse tanto a nivel físico (falta de sueño, contaminación acústica, temperaturas extremas, malas posturas y sobreesfuerzos, etc.) como a nivel emocional (problemas familiares o sentimentales, conflictos laborales, falta de tiempo para realizar tareas, rendimiento académico, escasez de ocio, etc.).

Entre los efectos que se pueden manifestar encontramos: frecuencia cardiaca más rápida, sudoración, mareos, temblores, respiración rápida, dolor de cabeza, falta de concentración, pesadillas, cansancio, problemas sexuales, aflicción, entre los más frecuentes.

De la misma forma que el estrés no afecta por igual a todo el mundo los caminos por los que apaciguarlo tampoco serán semejantes para todas las personas. La vía por la que iniciar ese proceso de cambio en los hábitos nocivos es llevar una buena alimentación y hacer deporte, evitando el abuso en el consumo de alcohol, tabaco y cafeína que pueden acentuar y agravar el estado estresante.

En el caso de ser pronosticado por un doctor un problema mental severo considerará  llevar a cabo un tratamiento médico bien mediante psicoterapia o a través del suministro de medicamentos para tratar los síntomas.

Si hablamos de terapias no médicas, cada persona puede encontrar en ciertas actividades la vía de escape necesaria para mitigar esos estados de malestar y trastornos que afectan incesantemente a su vida diaria ya sea mediante artes de la meditación (yoga, tai-chi), talleres de manualidades, musicoterapia, fisioterapia, también a través de terapias naturales tanto a nivel externo tales como aromaterapia, reflexoterapia entre otros y a nivel interno es el caso de plantas medicinales como ginseng, valeriana, hierba de san Juan, etc. Las alternativa son numerosas lo importantes es saber encontrar el más adecuado con la ayuda de un profesional.

En ocasiones una de las opciones más simples del ser humano, como el conversar con un amigo y ser querido, con el que puedas expresar tus emociones, sentimientos y estados de tensión por los que te ves afectado puede llegar a ser un método efectivo que atenúe ese malestar y concibas y te plantees esa montaña de arena como un simple bache más en el camino.

Captura2

A la vista está que tanto en tiempos pasados como a día de hoy el estrés siempre ha estado presente como una sombra superpuesta a la nuestra.  Sí que es cierto que el avance en la sociedad actual nos enzarza continuamente en un mar de incesantes situaciones críticas. Ahora la cuestión  es saber hasta qué punto puede llegar la fuerza de la mente del ser humano…

Fuentes:

Antecedentes y estadísticas del estrés

Estrés y ansiedad

MSDSalud-Manuel Merck

Efectos del estrés en el cuerpo humano

Controlar el estres

Remedios para el estrés